Revista Latinoamericana de Psicoterapia Existencial UN ENFOQUE COMPRENSIVO DEL SER. Año 10 - Nº 19 – 2 (1) Octubre 2019- Abril 2020.

 

Sección Comentario de libro

Comentario de libro

Segunda parte


Psicología existencialista de grupos en mediación grupal

 

Autora: Sylvia Pires de Freitas

Prof. Emilio Romero

Joinville, Brasil

 

 

 


La primera parte fue publicada en el número 18 de nuestra revista.

 

3) "Ser y la Nada" (SN) sienta las bases de su concepción del ser humano. En la última parte de esta obra dibuja las directrices de un psicoanálisis existencial fundado en presupuestos ontológicos. Aunque Sartre habla de psicoanálisis su concepción es completamente diferente de la expuesta por Freud. En primer lugar, Sartre rechaza el concepto freudiano del inconsciente y no considera la sexualidad como datos primarios; y mucho menos aún toma en serio la idea freudiana de la universalidad del complejo de Edipo. En este psicoanálisis el lenguaje es bien otro. En primer lugar hay que fundamentarse en una previa elucidación del ser de la existencia humana. Es lo que hace en "El Ser y la Nada" -un libro denso, muy sistemático y elemento clave para un entendimiento seguro de la filosofía y de la psicología fenomenológica-existencial de su autor.

En las páginas siguientes intentaré una exposición de algunos temas que nos permitan entender las tesis básicas de este pensador. Es una exposición muy esquemática, pero que facilita un primer contacto con el texto.

4) No quedan por aquí sus contribuciones; también nos ofrece una aplicación de cómo opera la comprensión propuesta por él en el estudio de las personas. Con tal objetivo Sartre escribió sobre la obra y vida de tres grandes escritores franceses:

- Un estudio sobre el poeta Baudelaire, cuyo libro "Las flores del mal" (1860) provocó un fuerte escándalo en su época por el modo de abordar la cuestión del mal.

- Un largo estudio sobre el escritor maldito de las letras: Jean Genet (1952). (*)

- Un monumental estudio sobre el escritor Gustavo Flaubert, "El Idiota de la familia" (1971), famoso por su novela "Madame Bovary".

Considero estos tres estudios el mejor aporte del filósofo a la psicología y vale como una aplicación de su llamado psicoanálisis existencial, esbozado en SN. Para el psicólogo que no esté dispuesto a dispensar mucha dedicación a la lectura de la biografía de estos personajes, lo más breve es Baudelaire, que ilustra muy bien el estilo de análisis de su autor.

 

5)  Sin embargo, fue su obra filosófica lo que le otorgó un sitial de honor en la filosofía contemporánea. En su primer gran tratado El ser y la nada (1943) ofrece los fundamentos de una ontología fenomenológica. La ontología entendida como el estudio del ser había sido retomada por Heidegger algunos años antes en su libro Ser y Tiempo (1927), y estaba inaugurando un asunto ya iniciado por los primeros pensadores griegos (siglo VI aC), dejada un tanto de lado durante los siglos siguientes hasta que el filósofo alemán retoma la cuestión del ser de la existencia. Lo que interesó a los griegos fue el ser último de lo que llamamos realidad. Lo que interesa a Heidegger y Sartre es el ser constitutivo del ente humano: su existencia. Heidegger lo aborda a su manera, destacando las relaciones entre el ser y el tiempo. Sartre aborda la existencia como la perpetua oscilación entre el ser y la nada, de cuya dialéctica se configura la realidad humana.

 

6)  El segundo gran tratado aborda la cuestión de la "La crítica de la razón dialéctica" (1960). Se trata de examinar el movimiento de la historia considerando la interacción de los grupos y de las clases sociales; para tanto Sartre aplica los dos métodos que entiende como más pertinente para exponer las transformaciones sociales, sus conflictos y su entendimiento siempre provisionales: el método comprensivo y el dialéctico.

Esta obra marca un giro en el pensamiento del filósofo. Ya no trata de comprender al individuo en sus dimensiones existenciales; se trata de entender cómo los grupos operan en su lucha por conquistar un lugar en el movimiento de la historia tal como se muestra a lo largo de estos siglos, especialmente a partir de la Revolución francesa. Es verdad que Sartre siempre se colocó al lado de la clase asalariada, considerando el sistema capitalista en su doble aspecto; primero como un paso importante en la lucha de los hombres en pro de mayor libertad y justicia, pero también considerando este sistema como una nueva forma de explotación de los dueños del poder económico, la burguesía, sobre los asalariados, la clase cuya única riqueza es su fuerza de trabajo. Se nota en esta obra la influencia de Marx, que es el mayor exponente de las ideas socialistas y de una visión fundamentada en los procesos productivos y en la composición de las clases sociales en la marcha de la historia.

Con este libro Sartre da un cambio muy importante, que implica una superación de algunas tesis propuestas en SN; Nicola Abagnano resume esta virada y recomiendo al lector una lectura de su texto. La idea de que el hombre se compromete con un proyecto fundamental que orienta y justifica su acción muestra algunas restricciones; en esta primera idea de proyecto incluido en la en el SN adquiere otras características en la CRD; en esta libro se enfoca de toda su complejidad las cuestión fundamentales del ser social y de la importancia del grupo para su constitución. Trata-se de esclarecer lo que sea un grupo y como operan en su diversidad; hay otros factores que se elucidan para llegar a comprender como operan.

Es preciso el examen de otros conceptos si queremos saber cómo se articulan y organizan los grupos humanos  y la participación, fusión, dispersión y alienación del individuo en la acción y la propuesta grupal.

Esta es la tarea más trabajosa que enfrenta nuestra autora en su denso libro sobre este capítulo de la teoría elaborada por el pensador francés. Sabemos que una lectura atenta del libro sartreano exige muchísimo del lector; la autora no solo hace una exposición aclaratorio del texto, también lo relaciona con hechos  recientes de la historia brasileña.

Como mi propuesta es dar un breve esquema al tema de los grupos orientándome sobre todo por los expuesto por la colega Sylvia de Freitas; haré un esquema que permita al lector iniciante una primera entrada a un tema complejo y muy bien pensado y argumentado por Sartre.

 

En la concepción sartreana hay cinco momento o procesos en la formación de un grupo. Antes que un grupo se constituya los individuos son simples entes que viven en la serialidad, son simples figuras de una serie, no importa si tienen registro oficial de identidad o son empleados en fábrica de montaje de vehículos; inclusive lo más común es que las personas como asalariados de una empresa  sean simples números de una serie según sea su especialidad o cargo. Una Facultad de enseñanza universitaria puede mantener a sus profesores como meros sujetos de una responsabilidad específica; el dueño de la Facultad verá con malos ojos cualquier intento de estos profesores formen una asociación que unifique su poder de pleitear mejores salarios o de imponer una disciplina más exigentes a los alumnos, lo que provocaría la deserción de un porcentaje de los matriculados. En la época de la dictadura en Brasil (y otros países bajo dictaduras) este era la figura más común. Los profesores, como los otros empleados, se relacionan de manera funcional, conscientes que son observados y que si intentan organizarse no faltará el espión que denunciará  un posible conato de oposición al régimen impuesto. Tal vez la mayoría prefiera mantener relaciones de exterioridad, de cortesía de sala de visitas. Fue lo que yo mismo viví en una de estos países.

Sin embargo, debido al aumento de los abusos de la rectoría y al aflojamiento de la dictadura se produce  la iniciativa de algunos colegas que se reúnen  para formar un grupo de defensa de los intereses mínimos para el gremio de los profesores. El carácter dispersivo de las personas es vencido por la urgente tarea de mejorar las condiciones materiales: mejores salarios, menor vigilancia policial disfrazada, mayores exigencias académicas. Se registran resistencias y desconfianza de algunos profesores, otros permanecen al margen temiendo una reacción punitiva del dueño de la Facultad (o de cualquier empresa). Entre los mismos miembros que aceptaron integrar el grupo hay algunos recelos, mas ya se ha producido una fusión, la consciencia de algunas tareas en común para conseguir lo propuesto. Es  primer paso en la formación del grupo.

De manera declarada o implícita existe entre los miembros del grupo una especie de juramento: la declaración expresa o implícita que el grupo tiene un compromiso en común; no significa que este juramento elimine las dudas y la desconfianza entre los participantes del grupo. Cada miembro se identifica  en algún grado con el grupo como un todo, mas también siente que hay otros miembros que le inspiran confianza y otros no; se produce entonces una primera mediación en el grupo. Para Sartre el juramento atenuar en parte la violencia y el terror que tiende a imperar entre los humanos. De diversas maneras los miembros del grupo internaliza su pertenencia as propuestas del grupo, incluso si su actuación sea pasiva., como de hecho acontece con muchos. Fue el caso de los miembros del PC soviético que llego a tener 28 millones de miembros con cartera, pero sucedió que después de la caída del régimen solo restaron tres millones. Un grupo jamás mantiene una cohesión definitiva, ni opera sin disidencias y disputas internas. Preciso recordar la historia de Jesús e de sus doce apóstoles?

Hay un cuarto periodo; es la necesidad que el grupo se organice para llevar enfrente su propuesta cualquiera que esta sea. Se establece una distribución de responsabilidades y tareas; se imponen sanciones y castigos a los que no cumplen con lo que les compete. Los jefes y directores pueden ser escogidos por votación y se impone su autoridad según una mayoría relativa. Desde una empresa hasta una secta religiosa pasando por un partido político esta organización es indispensable; más aún: en el propio círculo familiar se impone alguna organización variable.

Sartre examina otros aspectos inherentes a la organización: es preciso algunos controles de los  miembros, una vigilancia  y reglas que deben ser acatadas por los miembros.  Esto opera en todo grupo organizado, pero especialmente en grupos cuyos propósitos implican poder y actividades reñidas con las costumbres y las normas legales y normativas. Los partidos revolucionarios o los grupos religiosos ortodoxos imponen estas reglas con sanciones severas para quienes no las acatan. Este aspecto de los grupos lo denomina Sartre como fraternidad-terror. Recuérdese la mafia italiana o los partidos nazista y extremistas, o el control sobre los miembros de las fuerzas armadas.

La institucionalización. El sexto momento adquiere un rango de especial reconocimiento por parte de otros poderes y la declaración oficial de los propósitos del grupo de acuerdo con las leyes y las buenas costumbres predominantes en el país. Eso es por el lado formal. También la delincuencia pode adquirir la categoría de institución al ser reconocida como una fuerza organizada con una amplia acción en determinados sectores dela economía. Yo diría que lo más propio de una institución é su derecho a colonizar algún territorio del ámbito social que ella juzga de su entera competencia. A veces esta pretensión entre en conflicto con otra institución; fue lo que ocurrió por algunas décadas entre la psicología y la psiquiatría; Los psiquiatras alegaban que los únicos con derecho a clinicar eran ellos, pues hasta la palabra clínica deriva del griego clinos, que significa cama, atendimiento que el médico hace con sus pacientes.

 

Es recomendable el capítulo 6 del libro de la colega Sylvia de Freitas que aborda la praxis y los procesos grupales: confrontaciones y mediaciones.

En este breve texto me he permitido una rápida excursión en las obras de una de los mayores pensadores del siglo XX, orientado en diversos momentos por la lectura del libro de la profesora Sylvia; espero que otros colegas intenten este agradable desafío.

 

Notas:

(*)Alguns psicólogas brasileiras fizeram comentários sobre o psicoanálisis existencial baseados nos escritos de Sartre; vea-se:

a)  Daniela R. Schneider faz um comentário pertinente sobre “Ou método biográfico em Sartre: seu estudo sobre Jean Genet” (em Estudos e Pesquisas em psicologia UERRJ, ano 8, No. 2, 2008).

b)Carolina M. Campos & Fernanda Alt: Situações sartreana: A trajetória de Lucien Fleurir como um esboço de psicanalise existencial.

c)Eloísa Nogueira Aguiar: Sain Genet: desconstruindo a categoria de ladrão pelo viés de Sartre. Os dois artigos (b e c) formam parte organizado por  Ana Maria L. Feijoo “Psicologia clínica e filosofía”.

(**) Por cuestiones  de espacio dejo este tema en su esbozo; en mi estudio sobre la “La filosofía de Sartre” lo desarrollo en su justa dimensión.

 

Curriculum

Psicólogo clínico. Ex docente de varias universidades en Brasil. Miembro fundador y de honor de ALPE. Escribió numerosos libros científicos y literarios.

 

Fecha de entrega: 15/01/2019

Fecha de aprobación: 19/02/2019